Hace 1 mes

Inmaculada, de Sevilla

Hace unos años pasé por casualidad por la oficina de MAPFRE de La Negrilla, en Sevilla. Allí me atendió una chica que escuchó mis necesidades y me asesoró en lo que necesitaba, no me sentí presionada, no me intentó vender de todo, agobiando como me he sentido en otros lugares… Simplemente me atendió de manera empática como si fuésemos amigas y desde entonces, Cristina, así se llama, se convirtió en mi agente de seguros. Poco a poco voy cambiando los seguros con ella a medida que se me van caducado o mis necesidades van cambiando. Y siempre que la he necesitado ha estado ahí, informando y preocupándose. Así que mi relación con MAPFRE siempre es a través de ella y siempre es satisfactoria.