Querido diario: he tenido un accidente

Hace 3 meses

Laetitia, de Alicante

El viernes 4 de junio tuve un choque frontal a baja velocidad en un camino por el campo. Fue un golpe «tonto» pero que me dejó con los airbags disparados y un golpe en el guardabarros. El otro conductor no quiso presentar parte en el momento porque tenía prisa. Solo me dio sus datos de contacto.

Tuve que conducir mi coche hasta una zona segura para que una grúa me recogiera. No fue fácil porque estaba en mal estado. Me puse en contacto con MAPFRE en cuanto estuve fuera de la carretera y en media hora, a pesar de estar en pleno campo, llego la grúa. El operario fue muy amable y cuando llegamos al taller indicado por MAPFRE y estaba cerrado, me aconsejó volver a llamar y pedir que llevaran mi coche a su central. Dicho y hecho.

Luego tuve que acudir a urgencias porque me dolía el brazo y el cinturón me dejó una quemadura. En el hospital, me proporcionaron un impreso por si el seguro lo necesitaba. El lunes a primera hora, fui al taller y ya habían llevado mi coche. El personal que me atendió en el taller de Benidorm fue irreprochable. El jefe de taller atendió mis llamadas con paciencia durante todo el proceso y me avisó de las visitas del perito.

Por parte de MAPFRE, Rosa, quien fue la encargada de gestionar mi parte de lesión, fue muy simpática, muy efectiva y supo contestarme con claridad a las dudas que pude tener.

A día 6 de julio, por fin he recuperado mi coche, que está como nuevo. Es verdad que han tardado un mes, pero sinceramente, a pesar de los quebraderos de cabeza logísticos para desplazarme, no me quejo, porque he comprobado que se lo han tomado muy muy en serio.

Espero no volver a pasar por ello. Pero lo que tengo claro es que recomiendo MAPFRE con los ojos cerrados.