Al pie del cañón

Hace 3 años

Fabián, de Sevilla

En el momento que descubro que me han intentado sustraer mi vehículo, llamé a MAPFRE y en cuestión de hora y media ya me habían recogido el vehículo para quitarlo de la calle. Ellos se encargaron de llevar el coche al taller al día siguiente. No tuve que perder horas de trabajo. Sólo tuve que ir a recogerlo cuando ya estaba reparado. Han sido de gran ayuda.