Hace 1 mes

Raúl, de Barcelona

Bajando de recoger a mi hija de un concierto en Montjuic, evidentemente caos total para poder bajar, un coche inicia un cambio de carril estando a mi altura y me golpea en la aleta izquierda. Parte amistoso, reconoce culpa y todo bien. El concierto era un sábado y esto ya ocurrió siendo domingo.

El lunes por la tarde doy parte a la compañía a través de la web, relleno formulario, envío parte escaneado y vídeo de la dashcam del momento del golpe. Me da la opción de escoger taller y enseguida me da hora para el peritaje al día siguiente a primera hora. Pasa peritaje, el taller se queda el coche y al día siguiente miércoles ya tengo el coche reparado en mi poder. No sé si fue una conjunción de los astros, pero mejor no pudo ir.